Esto que estaba haciendo era, cuanto menos, reprobable, escandaloso y peligroso si le veía quien no debía. Se lo repetía constantemente mientras, escondido en su despacho, seguía “trabajando” para conseguir su codiciada muestra. – No, no, no, no, […]